Cara a cara con el Señor de Columna (La Voz de Cádiz)

Compártelo en tus redes

Las imágenes del paso de misterio se encuentran en veneración de forma excepcional en San Antonio

Detalle del rostro y la serena y triste mirada del titular de la archicofradía de Columna – A. Vázquez
  • Lee la noticia en La Voz de Cádiz aquí

Uno de los privilegios que propicia esta Cuaresma es poder contemplar las imágenes del misterio de la archicofradía de Columna con una cercanía que hasta ahora estaba al alcance de muy pocos.

La hermandad con sede en la iglesia de San Antonio ha dispuesto de forma extraordinaria la talla del Cristo, así como la de San Pedro y los dos sayones que flagelan al Señor para la veneración de los fieles y hermanos. Todas las imágenes se han ubicado en el centro de la capilla del Patrocinio que se encuentra en el patio del templo gaditano con la particularidad de que están colocadas a ras de suelo, por lo que la cercanía es sobrecogedora.

Desde el martes por la tarde han sido muchos los devotos y hermanos que han querido acercarse hasta la parroquia de San Antonio para venerar al titular de Columna, una de las imágenes de más valor artístico de las que procesionan en la ciudad. La visita no es en vano ya que el Señor atado a la Columna y azotes es una obra del siglo XVII del imaginero Jacinto Pimentel. Por su parte, los sayones son de Jácome Mayo y datan de 1774 y la imagen de San Pedro, que pertenecía desde la antigüedad a la hermandad y la incorporaba a la Semana Santa de 2019, tiene también un enorme valor patrimonial.

En la iglesia de San Antonio se siguen las debidas medidas de seguridad para frenar la propagación del coronavirus. Las puertas y ventanales están abiertos y el gel hidroalcohólico dispuesto para quien acceda a ella, siempre con orden.

Los fieles acuden con fluidez. En la capilla del Patrocinio la estampa es impresionante. Casi dos metros de altura tiene la talla del Señor de Columna. Más de dos metros si se tienen en cuenta las potencias. «La imagen nunca se ha visto como ahora. Siempre está en besapié. Pero en esta ocasión y como con motivo de la pandemia el año pasado los fieles no pudieron ver a sus devociones, pues hemos querido acercarlos de esta forma tan especial», explica Jaime Escalante, mayordomo de Columna.

‘El aguador’, como se conoce popularmente en Cádiz a este Cristo de Jacinto Pimentel, impone. Verlo de esta forma permite apreciar cada pormenor. Su mirada transmite serenidad y a la vez dolor por la flagelación a la que le someten los sayones. «Una señora ha venido y al verlo no ha podido evitar las lágrimas. La imagen en el suelo cambia. Queríamos hacer ver también que en la parroquia tenemos una verdadera joya. Es el misterio más antiguo de Cádiz puesto para la veneración más cerca que nunca», comenta Escalante.

La ubicación de esta preciosa imagen permite distinguir también otro curioso detalle como es la firma del autor junto al pecho del Señor. Se trata de una estrella con una P, de Pimentel. «Se ve claramente el símbolo del imaginero. También se observan las heridas por los latigazos. Verlo cara a cara es que cambia totalmente», incide el mayordomo de Columna.

En San Antonio la devoción es enorme ante los titulares de la archicofradía del Martes Santo de Cádiz. Y es que muchas personas se han encomendado tanto al Señor como a la Virgen de Lágrimas. «Hay una chica que estuvo muy enferma y siempre le rezaba a Ella y se recuperó y desde entonces cada vez que viene le trae flores a la Virgen. También el ahijado de mi cuñada, que es de Valencia sufrió un gravísimo accidente de moto y pensaban que saldría de aquello. Le llevó un trozo del sudario y lo puso bajo su colchón y salió adelante», cuenta Jaime. Son los casos, las vivencias, los hechos que mantienen la fe y el fervor por Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna y Azotes y María Santísima de las Lágrimas. Hasta el domingo, aún queda tiempo para contemplar esta excepcional escena.


Compártelo en tus redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.