Comienza el dorado del nuevo paso del Nazareno de Santa María tras concluir el tallado

Compártelo en tus redes

Frontal del paso con el estucado ya acabado.
Frontal del paso con el estucado ya acabado.

El nuevo paso de misterio de Nuestro Padre Jesús Nazareno ha iniciado recientemente la segunda etapa de su ejecución en el Taller de Hermanos Caballero de Sevilla, la del estucado y posterior dorado, dándose así por concluida al cien por cien la primera de las etapas después de cinco años, tras subdividirse los trabajos de ésta en tres fases: la construcción de la mesa, los trabajos de carpintería y el tallado del canasto.

La fase del tallado del canasto ha sido la más laboriosa, ocupando su ejecución gran parte de este tiempo de esta primera etapa. El nuevo paso cuenta con una planta totalmente asimétrica y un estilo ‘muy gaditano’ conformado con relieves y formas rocalla basados en retablos de templos gaditanos de este estilo, como el propio de la Capilla de Nuestro Padre Jesús Nazareno, la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen o la Parroquia de la Divina Pastora de las Almas. Relieves que se han visto enriquecidos con añadidos incorporados posteriormente, y que convertirán el conjunto, una vez se complete en las siguientes etapas, en una de las joyas de la Semana Santa de España y referente del estilo sobre el que ha sido concebido.

Recientemente el hermano mayor de la corporación, José Manuel Verdulla, rubricaba en el Taller de Hermanos Caballero el contrato correspondiente a la segunda de las etapas, que se ha iniciado con el estucado de las piezas de madera ya talladas del frontal del paso y proseguirá con su dorado. De este modo, en la próxima Semana Santa 2022, si la situación epidemiológica lo permite, el Nazareno de Santa María recorrerá las calles de Cádiz sobre su nuevo paso, con el frontal totalmente concluido con el dorado y la incorporación de la cartela central.

Paralelamente a los trabajos del canasto, la cofradía ha encargado a la escultora utrerana Encarnación Hurtado las cuatro cartelas del paso, que estarán elaboradas en madera policromada y representarán imaginería alusiva a la historia de la corporación. Así, la cartela frontal estará conformada por la Santa Cruz de Jerusalén -titular- flanqueada por dos ángeles, y cuya ejecución se encuentra ya concluida en la fase del tallado a la espera de la policromía. Una de las cartelas laterales estará dedicada a Nuestra Señora del Buen Suceso del antiguo Hospital de la Misericordia (actualmente Iglesia de San Juan de Dios) -lugar donde se fijan los inicios de la Cofradía en torno al año 1.500-; otra de las cartelas laterales estará dedicada a Nuestra Señora de los Remedios, del Convento de San Francisco de Cádiz -donde se estableció la Cofradía a finales del siglo XVI-; y la cartela trasera representará a la talla de María Inmaculada del Convento de Santa María, actualmente en el altar mayor de la Iglesia Conventual que acoge la Capilla de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

Foto de la rúbrica de la segunda etapa entre Manuel Caballero y José Manuel Verdulla

Quedan pendientes de concretar del proyecto definitivo del nuevo paso de misterio de Nuestro Padre Jesús Nazareno las próximas dos etapas, una es la elaboración de los nuevos faroles de orfebrería sobre los que procesionarán los angelotes de Juan Luis Vasallo Parodi, y otra, el bordado de los nuevos respiraderos.

Para poder afrontar estas futuras etapas del nuevo paso del Nazareno de Santa María, así como el propio dorado, la Cofradía volverá a solicitar a los hermanos a partir del mes de octubre ayuda en forma de donaciones, al igual que sucedió con la primera de las etapas, que se gestionarán desde una cuenta independiente de la Cofradía creada exclusivamente para tal fin.

El hermano mayor, José Manuel Verdulla, tras la conclusión de la primera etapa del paso, ha querido dar las gracias públicamente “al grupo de donantes que durante estos cinco años ha estado colaborando para que el proyecto del paso se llevase a cabo. Sus donaciones mensuales han permitido sufragar más de 25% del proyecto inicial, lo que ha supuesto que la hermandad pudiese continuar su labor de caridad sin mermar la bolsa destinada a ella”.

Las principales dificultades se dieron el pasado 2020 y este 2021, años en los que “este grupo de hermanos han hecho posible que se mantuviese el compromiso de pagos establecidos en el contrato. De otra forma, la Cofradía sin los recursos económicos por la cancelación del culto y el cierre de la capilla con motivo de la pandemia, no habría podido afrontar lo acordado”. De este modo, “el compromiso adquirido en ese momento era sufragar la talla del canasto y ha sido en junio de este año 2021, cuando se ha recibido la última remesa de donaciones, ya que podemos decir con alegría que toda la primera etapa se ha abonado por completo al Taller de Hermanos Caballero”.

José Manuel Verdulla apela a la ayuda de los hermanos para continuar con el proyecto. “Es ahora cuando, ya visible, necesitamos la colaboración de ellos, y de nuestros devotos. Queremos que el nuevo paso del Nazareno de Santa María lleve la ayuda de estos hermanos y devotos bordada y tallada en él”.

Por último, la junta de gobierno de la Cofradía tiene previsto organizar a principios del año 2022 la presentación pública del trabajo realizado en el nuevo paso hasta la el momento y cuya fecha está por concretar aún.


Compártelo en tus redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.