Divergencias en el estilo de la carga propician el cese de Juan Manuel Díaz como capataz del paso del Cristo de la Expiración

Compártelo en tus redes

Cristo de la Expiración el pasado Viernes Santo. Foto de Borja Chamorro

Cruce de comunicados entre la Expiración y el excapataz por los motivos de su destitución

El anuncio el pasado martes 17 de la destitución del capataz del paso del Cristo de la Expiración está generando más ruido del deseable. Juan Manuel Diaz González hacía público ayer un comunicado en el que explicaba su versión de lo acontecido, lo que propiciaba a su vez que la hermandad tuviera que emitir un nuevo comunicado explicando las razones que llevaron a la Junta de Gobierno a tomar esta decisión y que aportaba más detalles que el escueto comunicado publicado el martes.

Juan Manuel Diaz González, ya excapataz del paso del Cristo de la Expiración, comenzaba su comunicado señalando que acepta su destitución como capataz «al considerar que las juntas de gobiernos son soberanas a la hora de regir una cofradía» y que no va a «participar en una «guerra de comunicados».

Según explica en su escrito, la Junta de Gobierno le comunicó la decisión de su cese el mismo martes 17 de mayo , «dejándome solo con un margen de ocho minutos antes de sacar el comunicado oficial para comunicárselo personalmente a la cuadrilla, tiempo insuficiente para transmitir un mensaje de dicha relevancia».

Comunicado de Juan Manuel Díaz

Del comunicado se desprende que la falta de acuerdo entre la Junta de Gobierno y el capataz en algunos aspectos del estilo de carga han sido el detonante de esta destitución.

«El motivo de mi destitución, según la cofradía, se debe al incumplimiento por mi parte de los acuerdos tomados con la junta en esta cuaresma. La única condición que me pusieron fue que el paso no podía andar para atrás. La cuadrilla lo aceptó y en el traslado de Ida del paso de misterio, se bailó una marcha como ensayo, donde realizamos una «Yenka» (consiste en, el pie derecho fijo en el sitio, y el  pie izquierdo avanza y retrocede, por lo cual, el paso no se mueve del sitio). El fiscal de la cofradía mostró su desacuerdo en vía pública por este movimiento, que originó el fin de la realización de este movimiento, indicando que no era lo acordado. Al finalizar el traslado, el Fiscal de la cofradía quiso hablar conmigo en el Interior de la iglesia de Santa María, contestándole que no era el momento adecuado para dicho debate».

Tras el traslado del paso a la Iglesia de Santa María, el ya excapataz se reunió con el fiscal, el mayordomo y la hermana mayor, a una semana de la Semana Santa. En esa reunión Díaz González indica que «me comunican que realizar ese movimiento Incumple lo acordado Inicialmente, debido a que ellos lo consideran una forma de que el paso retroceda, al cual yo les mostré mi disconformidad respondiéndole que el paso no se mueve del sitio y que la cuadrilla quiere seguir trabajando como en los últimos treinta años. Al no llegar a un entendimiento entre ambas partes, les avisé de que, si su deseo era otra forma de trabajar, les indiqué que buscaran un nuevo capataz que trabajara de esa forma».

Juan Manuel Díaz considera que cumplió sus palabras en las condiciones pactadas ya que se llegó a un acuerdo verbal para la salida procesional del Viernes Santo «en el que se nos permitía realizar la » Yenka» una vez finalizada la carrera oficial, acuerdo cumplido por toda la cuadrilla el Viernes Santo, sin realizar ningún movimiento no aprobado por la junta de gobierno».

Comunicado de la Expiración
Pérdida de confianza en su persona

También ayer la Junta de Gobierno de la cofradía, dirigida por Elisa Montero, sacaba a la luz un comunicado, no como respuesta al del excapataz sino como «aclaración tras las consultas que diversos hermanos han estado realizando».

En el escrito la Junta de Gobierno indica que en el encuentro que mantuvieron el pasado martes con Juan Manuel Díaz «se le explicaron los motivos de esta destitución, que aceptó por ser algo esperado para él. Antes de hacerlo oficial, dejamos que él mismo se lo explicara a la cuadrilla».

La Junta de Gobierno quiere aclarar también que el cese del capataz no implica que «la cuadrilla quede destituida en ningún momento». Incluso abre la puerta al excapataz para seguir como cargador de la cuadrilla del Cristo de la Expiración: «Como ha ocurrido a lo largo de los años en esta cofradía, todo aquel hermano que quiera seguir portando a su Titular tiene el derecho de continuar, incluso el propio capataz cesado como hermano que es, tal y como se le expresó en la reunión que se mantuvo».

En cuanto a las razones del cese, la cofradía argumenta que no se trata de «problemas de carga ya que es evidente que la cuadrilla del Cristo de la Expiración ha demostrado su valía en estos años». Según el comunicado se trata de «una pérdida de confianza en su persona para dirigir a la cuadrilla» que explica en la «decisión del capataz de incumplir en nombre ele la cuadrilla los acuerdos tomados con esta Junta durante la Cuaresma informando a la hermana mayor, fiscal y mayordomo de esta decisión una semana antes del Viernes Santo».


Compártelo en tus redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!