«Ganas de procesión tenemos todos, pero hay que esperar» (La Voz de Cádiz)

Compártelo en tus redes

José Antonio Gómez Quirós, hermano mayor de Descendimiento – Antonio Vázquez

José Antonio Gómez, hermano mayor del Descendimiento, afronta con responsabilidad esta nueva etapa al frente de la cofradía del Viernes Santo

ANA MENDOZA |José Antonio Gómez Quirós es desde finales de mayo el máximo responsable de la hermandad del Descendimiento de Cádiz. Este cofrade gaditano tomaba entonces el relevo de su predecesor, Antonio Macías, para seguir adelante con la línea de trabajo marcada en los últimos tiempos gracias a un equipo humano muy implicado en esta corporación. Gómez, hermano del Descendimiento desde el año 2000 y miembro de la junta de gobierno desde 2013, asume el reto de estar al frente de la cofradía en un momento delicado por las circunstancias pero lo hace con optimismo e ilusión. «Después de llevar tantos años en la junta esto supone un poquito más de responsabilidad. Nosotros más o menos siempre somos los mismos. En este caso de los once que estábamos seguimos diez, es decir, que hay una continuidad pero no por eso no tenemos ganas de afrontar lo que venga. Formamos un equipo ya de muchos años y sabemos lo que es esto y que supone quitar mucho tiempo de nuestro día a día pero lo hacemos encantados por la cofradía y nuestros titulares» asegura Gómez.

Aunque el momento es complicado por las consecuencias y problemas que conlleva la pandemia el nuevo responsable de Descendimiento sostiene que «no me da vértigo porque tengo un grupo de gente que es como familia y eso es un apoyo muy grande. Lo bueno de esta hermandad es que todo el mundo hacemos de todo. Cada uno su responsabilidad atribuida pero es verdad que nos apoyamos mucho. De todas formas vamos a ver si todo se va solucionando».

La hermandad sigue adelante con su labor de caridad siempre presente con la campaña ‘céntimo a céntimo’ que se destina a las hermanas de la Cruz y con la ayuda a Cáritas de San Lorenzo. Pero además en este aspecto Gómez comenta que «queremos también tener una pequeña bolsa, dentro de las posibilidades, de ayuda a los hermanos que lo necesiten en un momento puntual».

La corporación del Viernes Santo también centra sus esfuerzos en la juventud, algo clave para aumentar la nónima de hermanos. Y en cuanto al patrimonio, el proyecto más importante que sigue adelante es el de la primera fase de la restauración del paso de misterio que se centra en darle más luz. «Ya casi están los faroles, que ya llevamos años con ello… Queríamos iluminar más el paso y se encargaron a los orfebres hermanos Fernández de Sevilla y la verdad que es impresionante. Irían en los laterales del paso y si Dios quiere lo estrenaríamos el año que viene. El resultado es una maravilla… Aparte también está el relicario con la reliquia de Santa Ángela de la Cruz que también va a ir en el paso, en la delantera».

El estado de la capilla

José Antonio reconoce que los ingresos económicos que tiene ahora mismo la hermandad son muy limitados. Descendimiento no llega a los 300 hermanos y a ello se une la crisis económica que ha impedido que se celebren algunas actividades que sirven para obtener algunos ingresos extraordinarios. «Tenemos que mantener lo que tenemos. Sí es verdad que me gustaría arreglar la capilla nuestra de San Lorenzo porque le hace falta una obra por el estado de las paredes, que se cae el enfoscado y lo sufren las imágenes. Pero eso no depende de nosotros y además es un dinero… Ahora cuando se incorpore el nuevo párroco, Iván Llovet y le expondré la situación».

El hermano mayor del Descendimiento se muestra esperanzado con respecto al desarrollo de la próxima Semana Santa y explica que «el problema no son los cortejos en las calles sino el público, los cargadores… Pero imagino que el año que viene si estamos vacunados pues tendría que ser de otra forma. Yo estoy a la espera de saber qué nos propone el Consejo a primeros de septiembre. Pero insisto el problema es el público en general como sucede en el fútbol. Por ejemplo alargar la Carrera Oficial para que haya más calle no te asegura nada porque la gente se concentra en unos sitios en concreto. Las hermandades en las filas mantienen la distancia y con los cargadores pues se pueden hacer la PCR 24 horas antes… Pero todo esto es cuestión también de lo que las autoridades diganGanas tenemos todos porque el fin nuestro, además de los cultos internos, es estar en las calles. Pero hay que esperar. Es muy difícil saber qué pasará».

Mientras se aclara el futuro, en Descendimiento ya tienen todo organizado para los cultos de septiembre en honor a la Virgen de los Dolores. El triduo, predicado por fray Juan Carlos González del Cerro, se desarrollará del 22 al 24, día del pregón de la Virgen a cargo de Gema Freire. El 25 será la función principal en la que ‘Vía Sacra’ acompañará musicalmente la celebración.


Compártelo en tus redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.