Inmaculada Ruiz Gené, candidata al cabildo de Las Penas: «La Semana Santa de 2022 ha sido de prueba. La de 2023 será mucho mejor»

Compártelo en tus redes

Inmaculada Ruiz Gené

La actual hermana mayor se presenta con una lista y un proyecto continuista donde los hermanos y hermanas de la cofradía son los protagonistas

El próximo sábado 18 de junio Las Penas celebra su cabildo de elecciones, al que solo concurre una candidatura, la liderada por Inmaculada Ruiz Gené, actual hermana mayor y que aspira a otros cuatro años de mandato para terminar los proyectos ya iniciados.

Ruiz Gené define su proyecto como «continuista» y es que desde que es la máxima responsable de la Archicofradía del Pilar tiene muy claro cuales son sus objetivos y los plazos para lograrlos.

Si bien la consulta a los hermanos y hermanas de este sábado se presenta como algo sencillo al no tener competencia, su camino al frente de la cofradía no ha sido nunca fácil. Ya en el año 2000 se convirtió en la primera mujer en formar parte de la Junta de Gobierno, después fue la primera mujer en ser hermana mayor, y no fue precisamente en un momento fácil: comisionado, crisis económica y dimisiones conformaban el panorama con el que se encontró Inmaculada en el mandato en el que pasó a ser la hermana mayor tras la marcha de Emilio San Román.

Después, los hermanos y hermanas de la corporación le daban su apoyo en el cabildo de elecciones de 2018 y se espera que ahora ocurra lo mismo. En las llamadas a urnas de las cofradías en las que solo concurren una lista el mayor enemigo suele ser la baja participación. Para evitarla la candidatura está realizando continuos llamamientos y recordatorios a los hermanos y hermanas para que el sábado voten. No solo se trata de alcanzar el quorum necesario para que el cabildo se dé por válido, sino que la candidatura necesita tener un respaldo significativo para poder trabajar con libertad durante cuatro años.

Jesús de Las Penas. autor: David Ibáñez

Inmaculada Ruiz Gené no cambia de compañeros para esta nueva singladura y mantiene a ocho de los nueve miembros de las actual Junta de Gobierno. Junto a ellos presenta un programa en el que los hermanos y hermanas son el centro y principal objetivo de trabajo. Ruiz Gené tiene claro que en una hermandad el principal patrimonio lo forman los hermanos, y en ellos basa su programa. En un momento post pandémico como el actual, donde se ha reducido el contacto físico y presencial quiere reforzar los vínculos de la cofradía con sus hermanos y hermanas, atraerlos de nuevo e implicarlos en cada uno de los proyectos que manejan. En este aspecto juega un papel muy importante la Formación, la mejor manera de acercar las personas a la labor de la hermandad.

Ruiz Gené reconoce que la pandemia ha pasado factura a la cofradías «sobre todo a nivel anímico» . Ha habido menos altas que en años anteriores y se han producido retrasos en el pago de las cuotas. Como ella misma dice no ha sido algo exclusivo de Las Penas, y es que prácticamente todas las hermandades se han visto en una situación similar.

Destaca una iniciativa que la Junta de Gobierno que dirige puso en marcha en los momentos más duros de la pandemia y que consistía en hacer un seguimiento personal a los hermanos y hermanas más mayores y por tanto más sensibles al COVID y sus efectos. «queríamos que no se sintieran solos, que notasen el respaldo de su hermandad. Los llamábamos uno por uno y nos preocupábamos de sus necesidades diarias para que no se quedasen descolgados. Eso es hacer hermandad.»

Virgen de la Caridad

En cuanto a patrimonio se quiere continuar con el dorado del paso del Cristo y continuar con la trasera. Asimismo se sigue trabajando en el bordado del techo de palio.

Al ser preguntada por la Semana Santa de 2022 se muestra optimista de cara al futuro. «La de este año podíamos decir que ha sido una Semana Santa de prueba tras el COVID, la de 2023 será mucho mejor».

Ruiz Gené también ha hablado de la carga y del debate generado tras la Semana Santa. Señala que solo se habla de la carga pero que el problema se ha visto en muchas otras facetas de las cofradías de las que no se habla tanto: «Las hermandades han tenido problemas para encontrar acólitos o hermanos y hermanas que porten las insignias y no se marchen en medio de la salida procesional, pero quizá el de la carga es el problema que más da que hablar».

Ruiz Gené presentó a la pregonera de 2022 Toñi Martínez

Para Inmaculada Ruiz Gené no es que haya un problema en la carga, lo que hay es una falta de compromiso. Las generaciones que tienen que cargar ahora no están motivadas. Tienen el fondo físico necesario pero les falta implicación.

«En Las Penas hemos trabajado mucho este aspecto para que las cuadrillas se comprometan y cumplan y lo hemos conseguido. También se ha ensayado y preparado bien las salidas, aunque eso no es garantía de éxito porque me consta que otras cuadrillas que también habían trabajado bien después tuvieron problemas en Semana Santa. A nosotros también nos facilita las cosas salir el primer día. El Domingo de Ramos todos los cargadores están más frescos».

Experiencia en los atriles

Inmaculada Ruiz Gené goza de prestigio en el mundo cofrade gaditano y es requerida a menudo para pregones o cualquier otro actos de las cofradías. En septiembre será la encargada de pronunciar el XXXVI Pregón de la Virgen de la Amargura de Humildad y Paciencia. En el pasado mes de marzo tuvo el honor de presentar a su amiga Toñi Martínez para anunciar la esperada Semana Santa de 2022 con el Pregón.


Compártelo en tus redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Contenido protegido