LA TRIBUNA COFRADE: Abocados al sucedáneo (Diario de Cádiz)

Compártelo en tus redes

 Lee la noticia en Diario de Cádiz aquí

  • El Consejo sigue defendiendo la opción de celebrar la Semana Santa de forma distinta si no pueden salir los pasos y los cortejos
  • La decisión final la adoptarán los hermanos mayores
La Catedral, con la rampa instalada y la estructura de los palcos
La Catedral, con la rampa instalada y la estructura de los palcos / FITO CARRETO

PABLO DURIO. Planteen una Semana Santa con cuatro, cinco o seis templos de referencia desde el que salgan las cofradías por un itinerario completamente aforado y perimetrado; para lo cual, entre otras cosas, las imágenes titulares de las hermandades que tengan sede canónica fuera de esos templos tuvieran que ser trasladadas de manera privada. Este escenario es posible, ¿pero eso sería Semana Santa, u otra cosa?
Piensen en una Semana Santa con cortejos limitados a unos pocos capirotes, con imágenes portadas en muy sencillas parihuelas con apenas cuatro cargadores, una decena a lo sumo, sin bandas y con muy poco público. O en una Semana Santa con las imágenes expuestas en el interior de las iglesias bajadas de sus camarines para recibir las visitas de devotos y curiosos.

Uno escucha eso de que la Semana Santa de 2021 será posible, pero siendo “muy distinta” a lo acostumbrada, y no le queda más remedio que acordarse de los Obispos del Sur, que con tanta inteligencia lanzaron aquello de “eviten sucedáneos”. Porque por más que duela estar dos años sin ver una cofradía en la calle, sin sentir el agotamiento de pies y riñones el Jueves y Viernes Santo, sin revestirse con la túnica de su cofradía o sin explicarle al niño por qué ocurre cada cosa que pasa por delante, la Semana Santa sólo puede ser como siempre la hemos conocido, sin raros experimentos, sin zapatos que no caben en la orma y que se quieren meter en el pie de la historia, la tradición y la autenticidad a toda costa.

De la Semana Santa vamos a echar de menos hasta los globos de Peppa Pig y otros personajes revoloteando en la cabecera de determinados cortejos, hasta la fila de sillas en la calle San Francisco que impide que el público normal presencie una procesión, o hasta al malage que siempre se pone en la esquina con ganas de pelearse con todo el que quiera pasar o cruzar -que ya es echar de menos-. “Por aquí no”, responde el malage con voz grave ensanchando los codos. Todo eso forma parte también de la Semana Santa; y si eso no está, no es Semana Santa. ¿O va a contratar el Consejo a un tío a que se recorra la carrera oficial con globos en la mano para que parezca que es lo que no es? “Déme un globo”. “No, si no se venden, es solo para que parezca que estamos en Semana Santa”.

La situación es dura, durísima. Los problemas económicos serán todavía más graves de lo que ya lo son para las hermandades. Quién sabe qué pasará con las bandas, las cererías, o la empresa que alquila las sillas de la carrera oficial. Pero la Semana Santa implica muchas cuestiones que si no se dan, y se dan todas en su conjunto además, no es Semana Santa. Y si el coronavirus impide que se puedan dar en 2021, como ya lo impidió este año, lo mejor es hacer caso a lo que ya dijeron los obispos del Sur, plantarse y mirar al futuro en lugar de andar buscando fórmulas abocadas al sucedáneo.
Apoyos
El Consejo juega con varios compañeros de partido en su visión optimista y su intento por que la Semana Santa se celebre de alguna forma. El primero, la Junta de Andalucía, que no es esquiva a la realidad de que la Semana Santa es fundamental para el Turismo y la actividad economía de toda la región; y en segundo lugar, el obispo, partidario -dicen- de que en la Semana Santa, como en la Navidad, se haga algo de puertas para afuera que recuerde qué celebra o conmemora la Iglesia en esas fechas importantes. También cuenta el equipo liderado por Juan Carlos Jurado con el apoyo de la mayoría de los presidentes de los consejos de otras ciudades, con los que se mantiene una muy estrecha relación; y no pocos hermanos mayores que ven un halo de optimismo en esas posibles manifestaciones.
Dificultades
Pese a esos apoyos, no tendrá nada fácil el Consejo sacar adelante ninguna propuesta que comprenda la acción de las hermandades penitenciales en su conjunto. Cualquiera de las posibilidades que se plantean a día de hoy cuenta con defensores y detractores, con hermandades a las que les gustaría participar y otras que lo rechazarían de plano. Y eso de hacer algo en Semana Santa con ocho, diez o quince hermandades y el resto sin participar suena bastante raro. Buenas dosis de diplomacia tendrá que asumir el presidente si quiere sacar adelante alguna opción que no sea suspender los desfiles procesionales sin más.
Sevilla
Para variar, parece que la clave de todo este incierto escenario de cara a 2021 la resolverá Sevilla. Y los últimos rumores apuntan a que será esta próxima semana, cuando en la capital anuncien la suspensión de la Semana Santa, a la que de manera irremediable podrá suceder en cadena el anuncio del resto de ciudades. ¿Será, entonces, cuestión de días que se confirme la suspensión de la Semana Santa? ¿O retrasará la decisión Cádiz hasta final de enero o principios de febrero, como indicó el presidente el jueves en la Fundación Cajasol?
Tesorería
Hablando de las jornadas cofradieras organizadas por la Fundación Cajasol esta semana, en el análisis del impacto del coronavirus se pusieron sobre la mesa dos premisas económicas que tienen bastante carga detrás. De un lado, quedó claro que la solución ante situaciones como la derivada por la pandemia pasa, en parte, por subir la cuota de hermano para que la tesorería deje de depender en exceso de la salida procesional; o lo que sería ideal, tener una cuota única en la hermandad, entre otras cosas porque salir a la calle no es un privilegio ni un derecho, sino un deber para los hermanos. De otro lado, se puso de manifiesto en ese debate la idoneidad de no depender de la subvención del Ayuntamiento, ni siquiera de los ingresos de las sillas. Dos debilidades (la cuota anual excesivamente baja y una dependencia grande de las subvenciones) que presentan no pocas hermandades en la actualidad.
EL DETALLE. Un rincón inédito para la Pastora

La Pastora, estos días a los pies de la Virgen de los Dolores en la capilla de Servitas.

Tiene iglesia propia, una de las más valiosas de la ciudad que actualmente aguarda cerrada a cal y canto mayores inversiones o mejores decisiones. Y en su exilio en San Lorenzo, el otro templo de la calle Sagasta, puede contemplarse estos días en un rincón que no había visitado hasta la fecha. La Pastora conmemorará la solemnidad de la Inmaculada a los pies de la titular de Servitas. La Concepción de la Virgen a los pies de los Dolores. La vida de María en un mismo altar en la capilla de Servitas.

Esta será una de las estampas de este puente en el que las cofradías vuelven a ser grandes promotores de la cultura en la ciudad, después de que en los últimos tiempos se haya potenciado sobremanera esta celebración religiosa del 8 de diciembre. Soledad en San Francisco, Amargura en San Agustín, Desconsuelos en San Lorenzo o Concepción en Salesianos conforman la ruta inmaculista que estos días tiñe de azul y blanco la ciudad.

Los tramos

Primer tramo. La cofradía del Niño Jesús de Praga, fusionada en 2016 a la del Carmen, cumplió el miércoles un siglo de vida. Felicidades. Segundo tramo. Muy destacable que sigan anunciándose y presentándose estrenos. Dice mucho de la labor de las hermandades. Tercer tramo. Los Wasaps. El primero: “El Caído de Ortega Bru hubiera sido parecido al de Rota”. El segundo: “Con la edad que tiene, al Obispo no lo van a trasladar ya a otra diócesis”. Y el tercero: “Se ve cada vestimenta también estos días…”. Cuarto tramo. ¿Podrán aguantar las cofradías hasta días antes de Cuaresma la decisión sobre la Semana Santa sin que afecte demasiado a sus bolsillos?


Compártelo en tus redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: