La Tribuna Cofrade: El mazazo de La Pastora (Diario de Cádiz)

Compártelo en tus redes

La Pastora de Sagasta, en un rosario público.
La Pastora de Sagasta, en un rosario público.

La extinción de La Pastora podría ser materia de recurso si los cofrades quisieran luchar por sus derechos

La decisión sobre el Carnaval este martes puede marcar la Semana Santa

PABLO DURIO| Tremendo lo ocurrido respecto a la ansiada recuperación de la histórica cofradía de la calle Sagasta. No sólo por el contenido del decreto que vergonzosamente nadie quiere mostrar (quien oculta…) sino por las formas con las que ha actuado, una vez más, el Obispado, que ni siquiera ha dado audiencia previa al decreto ni ha comunicado luego la decisión a los interesados (representantes del redil, que precisamente había pedido ya formalmente la reactivación de la hermandad, y párrocos entrante y saliente de San Lorenzo). Para colmo, pese a que fue firmado a finales de julio -días después de que la agrupación parroquial presentara la petición de ser reconocida la reactivación de la hermandad- no se ha sabido de la existencia del documento hasta el pasado martes. La clave de tan criticable actuación parece radicar en una serie de fincas y propiedades que supuestamente tendría en su haber la ya extinguida hermandad, y que ahora pasará ya formalmente a manos del Obispado.

La Pastora (II)

Ante el duro golpe asestado con cierta nocturnidad por el Obispado, conviene señalar que cabe la posibilidad de recurso, ante el tribunal que proceda, si los cofrades del redil quieren defender los derechos que presuntamente les asisten. Si es cierto que hasta mediados del siglo pasado hubo actividad cofradiera en La Pastora, el decreto de extinción debería ser objeto de recurso.

PD. Ante las críticas dirigidas al obispo, no se puede olvidar que el Obispado actuó de manera muy parecida hace más de una década (con otro obispo y otra cúpula diocesana) con la hermandad del Sagrario de Toledo, que al parecer también era propietaria de inmuebles varios en la ciudad.

Semana Santa

Iglesia de Santa Cruz. El Perdón.
Iglesia de Santa Cruz. El Perdón. / JULIO GONZÁLEZ (Cádiz)

Ojo a lo que ocurra el martes, cuando el mundo del Carnaval se reunirá para tomar una decisión respecto a la celebración del concurso del Falla. Sobre la mesa se planteará mantener la fecha que debiera ser habitual (para celebrar la Final el viernes 25 de febrero), o posiblemente retrasarlo hasta el mes de mayo. Esta segunda opción pudiera ser letal para el interés de las cofradías, puesto que anunciar en septiembre el retraso del Carnaval, con lo que supone en el calendario para la fiesta que se celebra un mes después, puede ser un golpe casi mortal a la Semana Santa de 2022.

El decreto

Al margen de lo que ocurra este martes, está claro que el primer paso que debe dar la diócesis es suprimir el decreto que por ahora impide cualquier culto que se quiera realizar en la vía pública. Si en enero era discutible ese documento redactado por Zornoza, en el momento actual de la pandemia parece del todo fuera de contexto. La Iglesia no puede seguir jugando ese papel de epidemiólogo o experto sanitario; eso corresponde a otros, que son los que deben decidir si un rosario, un traslado, una procesión pascual o una estación de penitencia puede o no realizarse, y de qué manera.

La Cena dominicana

Certificado que acredita la concesión del título de 'Dominicana' a la hermandad de La Cena.
Certificado que acredita la concesión del título de ‘Dominicana’ a la hermandad de La Cena.

La hermandad de la Sagrada Cena está de racha. No ha podido empezar con mejor pie la junta que encabeza Manolo Márquez. Lo de la terminación del paso de misterio no es ya una simple promesa o esperanza de una candidatura, sino una realidad en toda regla, pues ya trabajan en una primera fase tanto la doradora Felisa García como el imaginero Rafael Verano. Ellos tienen la encomienda de dorar la parte delantera del costero izquierdo del paso (el canasto se divide en seis piezas, de las cuales ya están dorada la delantera y la trasera y ahora se va a acometer la tercera), con su capilla incluida, además de tallar unas piezas que faltaban a los lados de las capillas delantera y trasera, y unas hojas talladas que culminan el canasto.

Con el paso de misterio viendo poco a poco la luz dorada, después de muchos años de paralización del proyecto, la hermandad está de enhorabuena porque la orden de Santo Domingo ha aprobado la carta de hermanamiento, que le otorga a La Cena el título de “Dominicana Hermandad”. Un reconocimiento que refleja el vínculo dominico que conserva la corporación desde que Fray Pablo del Olmo viera oportuno darle forma a una hermandad con las cabezas de los apóstoles que estaban en el convento dispuestas a ser enviadas a Cuba, como modo de llegar más fácilmente a los niños de catequesis del barrio de Santa María.

El origen de la Humildad

La pequeña talla del Cristo de la Humildad y Paciencia, ya restaurada.
La pequeña talla del Cristo de la Humildad y Paciencia, ya restaurada.

Con motivo del triduo a la Virgen de la Amargura que se ha celebrado estos días en San Agustín ha podido contemplarse, aunque haya pasado casi desapercibido, el resultado de la restauración realizada a una imagen de pequeño formato del Cristo de la Humildad y Paciencia, de origen indiano y que algunos señalan como posible origen de la cofradía o primer titular que tuviera esta corporación que ya supera los cuatro siglos de existencia.

Este ha sido uno de los trabajos que las cofradías gaditanas han podido realizar gracias a la subvención de la Junta de Andalucía para intervenciones en el patrimonio sacro; una feliz iniciativa que tramita ya una segunda edición, para la que las hermandades tuvieron hasta el pasado viernes para presentar nuevos proyectos con los que seguir recuperando reliquias como este Cristo de la Humildad y Paciencia.

Los capataces esperan la llamada

Tertulia de capataces celebrada el viernes en Jerez, con la participación de Manuel Ruiz Gené.
Tertulia de capataces celebrada el viernes en Jerez, con la participación de Manuel Ruiz Gené.

Es uno de los colectivos más dañados por la pandemia, y del que todos prácticamente se han olvidado: los cargadores. Los ensayos de las cuadrillas, las reuniones y casi cualquier contacto (salvo los que mantengan aquellos grupos vía teléfono móvil o redes sociales) han desaparecido de la vida de las hermandades. Y ante el inicio de un nuevo curso que mira con total incertidumbre al Domingo de Ramos de 2022, los capataces andan absolutamente a ciegas a la espera de la llamada de la cofradía dando instrucciones de qué hacer o cómo preparar la próxima Semana Santa. Sus dudas, sus miedos, sus reivindicaciones, sus pensamientos quedaron de manifiesto en una interesante tertulia que el viernes organizó en Jerez el grupo joven de la cofradía de la Buena Muerte y a la que invitaron al gaditano Manuel Ruiz Gené, quien apostó por buscar las fórmulas posibles para que las salidas procesionales, el día que regresen, puedan hacerse con cargadores bajo los pasos.

Los tramos

Primer tramo. El Consejo sigue sin director espiritual, a la espera de que el clero elija arcipreste de Cádiz Interior. Segundo tramo. Más que recomendable la exposición de arte contemporáneo en torno a la Virgen de las Penas, abierta en Cajasol hasta finales de este mes. Tercer tramo. Los Wasaps. El primero: “Veo que no solo el artículo 98, también crean nuevos artículos en el Derecho Canónico”. El segundo: “El decreto no tiene ni pies ni cabeza”. Y el tercero: “Es inmoral la extinción de la Pastora, creo que la decana de España”. Cuarto tramo. María José Novo es la única candidata en la Pastora de Trille. Suerte. Quinto tramo. ¿Ya se están preparando parihuelas para la Semana Santa?


Compártelo en tus redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.