«Las Hermandades no solo están para los cultos externos, también para la labor de caridad» (La Voz de Cádiz)

Compártelo en tus redes

Lee la noticia en La Voz de Cádiz aquí

Juan Carlos Jurado, presidente del Consejo de Hermandades y Cofradías de Cádiz

CRISTINA MORENO. En el actual contexto de crisis sociosanitaria generado por la pandemia del Covid-19, las personas en situación de vulnerabilidad han visto muy deteriorada su situación, haciéndoles casi imposible su acceso a bienes de primera necesidad como la alimentación. Por este motivo, desde el Consejo de Hermandades y Cofradías de Cádiz se han puesto en marcha varias iniciativas caritativas con las que repartir casi 1.000 menús navideños coincidiendo con los días de Nochebuena y Año Nuevo, unos proyectos que desde el Consejo consideran un pilar fundamental de los cristianos y las hermandades. 

Ya durante la semana se han repartido 140 menús en el Comedor de María Arteaga y otros 72 en las dependencias del propio Consejo. Y la semana que entra, la de Nochevieja se van a repartir otros 400 menús y 82 lotes de comida para familias, que beneficiarán a cuatro personas de media por unidad familiar. El presidente del Consejo de Hermandades de Cádiz valora de forma muy positiva la campaña de este año ha explicado que «desde el Consejo teníamos en años anteriores esta campaña pero a una escala menor. En esta ocasión, gracias a la colaboración con “la Caixa” vamos a extender esa comida y alimentos a un número mayor de personas». 

En estos días tan señalados de Navidad, Jurado señala que estos alimentos están destinados a «personas necesitadas tanto a nivel individual como a familias para que en estas fiestas tan entrañables puedan pasar el mejor rato posible». En otras ocasiones, esta labor social se dividía durante el año, comenta el presidente del Consejo quién añade que «desde que llegamos a la Permanente hacíamos en dos fases la comida, una por cuaresma en Semana Santa y otra por Navidad y ahora, con la pandemia, no lo podemos hacer de forma presencial y lo vamos a hacer entregando alimentos tanto calientes como bolsas para familias a través de la Fundación Virgen de Valvanuz y el Comedor María Arteaga». Además de estas dos entidades, en la propia sede del Consejo también se atiende a las personas que hasta allí acuden.  Para el reparto de alimentos están colaborando el voluntariado de Caixabank y el de las propias hermandades gaditanas.

Por su parte, Maria Jesús Catalá, directora territorial de CaixaBank en Andalucía Occidental y Extremadura, destaca «el compromiso de Fundación “la Caixa” y CaixaBank con este proyecto solidario, más necesario este año que nunca», así como «la importancia de la solidaridad y colaboración entre las distintas entidades e instituciones para proteger a las personas en situación de vulnerabilidad».

Juan Carlos Jurado considera que «la caridad es un pilar fundamental de los cristianos y de las Hermandades». En este sentido, con la ayuda de las personas más vulnerables como centro de su obra social, para el presidente del Consejo «un cristiano sin caridad no podría hacer nada y para nosotros es el culmen y las Hermandades no solo están para realizar los cultos externos sino también para los cultos internos y esa labor de caridad». Con la situación de crisis social que ha generado el Covid-19, esta labor de las Cofradías y Hermandades se ha visto intensificada. El presidente señala que «el Consejo Local de Hermandades y Cofradías de la ciudad de Cádiz, que agrupa a las 36 hermandades, ha realizado una aportación a la caridad de unos 50.000 euros, una cifra que nunca se había dado antes. Amén de las actividades propias de cada cofradía desde que se decretó el estado de alarma». En esta línea, entre las aportaciones del Consejo y de las propias Hermandades y Cofradías «podemos estar en torno a los 200.000 o 250.000 euros porque cada una tiene su bolsa de caridad y están atendiendo recibos de luz, dando comida, atendiendo a otras asociaciones como asociaciones de vecinos o desahucios».

Además de las 1.000 comidas que están repartiendo durante esta Navidad a las las personas más vulnerables de la ciudad de Cádiz, la acción social del Consejo también ha entregado donativos a diferentes entidades sociales como la Asociación Reyes Magos de Cádiz, las Hermanitas de la Cruz o las Carmelitas Descalzas, entre otros. Por último, Jurado asegura que «las Hermandades también lo están pasando mal y gracias a la aportación de los hermanos, los esfuerzos que están haciendo las hermandades pueden seguir viviendo y atendiendo esa labor» de atención caritativa.

Con el 2020 apunto de terminar, el presidente del Consejo cree que para el próximo año «si la situación sigue de esta manera hay que seguir prestando esa acción social o caridad. ¿Cómo se va a llevar? No lo sé, pero no se puede dejar de prestar esa atención porque sino no seríamos ni cofrades ni cristianos», concluye.


Compártelo en tus redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.