«Las sensaciones son muy buenas; ha sido abrumador» (La Voz de Cádiz)

Compártelo en tus redes

Virgen de La Palma

Francisco Javier Lucero, hermano mayor de La Palma, destaca la ilusión de hermanos y devotos en torno a la futura coronación de la Virgen de las Penas

Lee la noticia en La Voz de Cádiz

ANA MENDOZA| La archicofradía de la Palma aún vive la emoción del pasado fin de semana. El 14 de agosto era la fecha elegida para la coronación de la Virgen de Las Penas, una cita que finalmente quedó suspendida debido a las circunstancias de la pandemia. Pero ello no mermó los ánimos de los hermanos sino todo lo contrario. La corporación presentó oficialmente la magnífica corona creada por Manuel Valera para su titular y la iglesia viñera una vez más se quedó pequeña para tanta devoción. «Han sido unos días muy bonitos, emotivos y especiales. La verdad es que todo estaba preparado como si hubiera sido la coronación, con la cartelería de la fachada, la calle adornada… Las sensaciones son buenas. Lo mejor es que la hermandad ha tenido la respuesta de la gente, de los hermanos, de Cádiz y de toda Andalucía y es un poco abrumador», explica Francisco Javier Lucero, hermano mayor de la archicofradía.

En un acto que se desarrolló de forma brillante las miradas se centraron inevitablemente en la corona y en la imagen de la Virgen de Las Penas. «Fue muy emocionante. La gente quedó impresionada con la corona. Es importante saber que ha sido una donación integra del barrio de Cádiz que han traído el metal y las piedras más cincuenta o sesenta compromisarios que han pagado la ejecución de la mano de obra. Está totalmente pagada y no ha supuesto ningún coste añadido para la hermandad», apunta Lucero.

El máximo responsable de la corporación incide en que la colaboración de todo el barrio ha sido fundamental. «Estamos muy agradecidos especialmente a todos los empresarios de hostelería de la calle La Palma y sobre todo a nuestro vecino de la iglesia, Antonio ‘El Palillo’ que nos dio facilidades y eso para nosotros es muy importante. Pero también a los vecinos, al Ayuntamiento, la banda de música Julián Cerdán, el coro de Pedrosa, el colegio María Milagrosa… todos contribuyeron e hicieron posible que viviéramos ese día que ya no se nos va a olvidar».

Mirada al futuro

Con la alegría y la motivación de estos días pasados, la hermandad del Lunes Santo mira hacia el futuro aunque el propio Lucero no esconde esa permanente sensación de incertidumbre causada por la situación sanitaria del coronavirus. «Es todo muy incierto porque las cosas van cambiando pero no en lo relativo a nosotros. Hay fútbol, toros, conciertos… Yo la verdad es que actualmente no las tengo conmigo en pensar que haya Semana Santa el año que viene. A lo más cerca que llego es el 1 de noviembre y veo que las circunstancias van a estar igual. La Semana Santa la pondría en ‘stand by’ y La coronación me gustaría que hubiera claro. Hay que terminar un ciclo. La junta de gobierno está ahora mismo en prórroga y en mi caso es el momento de llegar al final».

Para el próximo mes de septiembre está prevista una reunión de los responsables de la corporación y a partir de ahí se anunciará a los hermanos la fecha de la coronación que en principio será el 14 de agosto de 2022. «Es evidente que puede ser la misma pero lo diremos en el cabildo», señala el responsable de la archicofradía viñera. «Es complicado hablar con certeza. Esperaremos a ver qué es lo que hay en Cuaresma. El año que viene tenemos exposición de patrimonio e historia de la hermandad, tenemos también en el aire el pregón de la coronación…. todo está sujeto a esto del Covid. Ojalá si no hay Semana Santa pueda haber coronación pero yo preferiría que todo se arreglara y que haya las dos. Pienso que tendremos que esperar hasta noviembre o diciembre para saber qué pasa aunque también veo que ya es el momento de plantearse lo que sea. Las cofradías necesitamos salir a la calle. Es fundamental».

Mientras tanto, la hermandad retomará a partir de noviembre las misiones populares con motivo de la coronación de la Virgen de las Penas y a partir de este próximo mes de septiembre se retomará el proyecto puesto en marcha junto a la Fundación ‘la Caixa’ y la Fundación Cajasol para adecentar y dignificar los cuartos de baños más desprotegidos de los vecinos del barrio de la Viña.

Una corona muy gaditana

La corona ejecutada por el orfebre cordobés Manuel Valera ha entusiasmado a todos los hermanos, fieles y devotos que han podido contemplarla detenidamente. La pieza está realizada en oro, plata, marfil y piedras preciosas y es un claro homenaje a Cádiz que pesa más de cuatro kilos y que tiene muchas alusiones a la ciudad. «Es un diseño muy personal, con muchas cosas. La corona es como un recorrido por la ciudad y para mi gusto el artista ha hecho una genialidad. Es muy de Cádiz además, con elementos como las cornisas Cámara de Comercio, la imagen calle Ancha, las hojas de parra, un ángel con un piedra ostionera… La cruz que corona la parte de arriba lleva los ángeles de la Custodia del Millón… son en definitiva numerosos detalles que tienes que mirar poco a poco», reflexiona Francisco Javier Lucero.

El hermano mayor de la Palma afirma además que «el orfebre es un enamorado de la ciudad y eso se percibe en la corona a la perfección. Para él ha sido un trabajo que ha realizado con muchas ganas». El propio Manuel Valera reconocía en la presentación que el trabajo había supuesto un gran esfuerzo y que en la creación se han integrado todas las joyas que han sido donadas por los hermanos. Como detalle marinero propio de Cádiz la corona lleva también las figuras de unos delfines en lugar de los tradicionales dragones. De esta forma se ha completado una presea que no deja indiferente a nadie.


Compártelo en tus redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.