Qué ver

Vistas de Cádiz desde Santa María del Mar

Para conocer en profundidad la ciudad de Cádiz hacen falta varios días, pero te recomendamos comenzar por la Torre Tavira o la Torre del Reloj de la Catedral de Cádiz, para ver la ciudad al completo y comprender como su peculiar fisionomía la hace tan diferente. 
Una vez asimilado que Cádiz es prácticamente una isla lo mejor es dejarse ir por sus calles y descubrir su vida y sus gentes. No hay que preocuparse, todas las calles de Cádiz llevan al mar, por lo que es imposible perderse. 

Rodear el casco histórico de Cádiz paseando o en bicicleta es una buena opción. Son cuatro kilómetros muy llanos y accesibles (excepto los 300 metros de la Cuesta de las Calesas) pasando por lugares tan emblemáticos como La Catedral, el Campo del Sur, la Caleta, El parque Genovés, o la Alameda. Aquí puedes ver todos los recursos turísticos que merece la pena recorrer. 

Vistas de la Catedral desde la Torre Tavira



Qué hacer
No hay posibilidad de aburrirse en Cádiz, la ciudad ofrece a diario muchas actividades variadas para todos los públicos. Aquí te dejamos varias propuestas. Y si vienes con niños, no te pierdas esta experiencia. 

La ciudad de Cádiz está hecha para perderte, aunque nunca lo lograrás, ya que todas sus calles desembocan en el mar. Camina y mira hacia arriba y verás imponentes casas palacios del XVIII. Lo que no verás serán algunas de sus torres, como La Bella Escondida, que no se ve desde la calle y que solo puede verse desde una azotea.


Ve al mercado central y déjate llevar por la vista, el olfato y el paladar. Una vez allí podrás probar los manjares del mercado gastronómica, comprar lo que quieras y tomártelo allí mismo mientras ves el trasiego de personas que cada día se dan cita en este emblemático edificio