«Quiero que la gente termine de escuchar mi pregón con una sonrisa» (La Voz de Cádiz)

Compártelo en tus redes

Iván Roa Rodríguez anunciará la Semana Santa de Cádiz el próximo domingo 21 – A. Vázquez
  • Lee la noticia en La Voz de Cádiz aquí

El cofrade gaditano exaltará la Semana Santa de su tierra con el deseo de que «sea un texto que dé esperanza; he puesto el alma en cada cofradía»

Iván Roa Rodríguez afronta en apenas unos días una de las citas más importantes de su vida. Tras este eterno año el cofrade gaditano se subirá al escenario del Gran Teatro Falla el próximo Domingo de Pasión para anunciar la Semana Santa de Cádiz 2021.

-Un año raro, un pregón se le encargó en diciembre… ¿cómo llega ahora el pregonero a su cita, a una semana del esperado Domingo de Pasión?

Pues el pregonero llega con mucha ilusión y sintiendo cada vez más el peso de la responsabilidad. También, en cierto modo, tranquilo porque el texto está terminado y creo que he conseguido hacer el pregón que quería hacer. Ya lo que uno está esperando es entregar a Cádiz lo que durante este tiempo he llevado dentro.

¿Cómo está viviendo la Cuaresma y qué le parece el trabajo de las cofradías y la respuesta de los hermanos?

Creo que nos podemos sentir orgullosos porque, por lo general, el trabajo está siendo de matrícula de honor. Se palpa en el ambiente que hay ganas de vivir esta Cuaresma y la próxima Semana Santa con mucha intensidad, siempre con esa pena de no poder vivirla como queremos, pero con ilusión y ganas de estar junto a nuestros Titulares y nuestros hermanos.

-A pesar de su experiencia, ¿le ha costado mucho escribir y trabajar este pregón?

La forma en la que he afrontado la creación de este pregón ha sido la misma que he usado en todos mis pregones anteriores. Tengo muy claro como quiero hacer las cosas y como quiero decirlas. Lo único diferente ha sido la premura del tiempo, pero he organizado los días para tener listo el pregón a finales de febrero y así ha sido. No me ha resultado complicado escribir de mi Semana Santa, al contrario, ha sido un disfrute que además ha servido para evadirme de todo lo que está pasando a nuestro alrededor. He disfrutado como un niño mientras escribía este pregón.

-¿Cómo gaditano y como cofrade, ¿qué supone ser pregonero?

Creo que la expresión que puede resumirlo todo es, que es una cosa muy grande. Como anécdota, puedo decir que, yo nunca he llorado al escribir ninguno de los pregones que he tenido la suerte de realizar. Me he emocionado en todos, pero nunca he roto a llorar escribiendo. Pues con este, el primer día me rompí y confieso que lloré. Mi mujer al verme llorar me preguntó qué es lo que me pasaba y cuando me recompuse y pude articular palabra dije: Es que esto es muy grande. No lloré por los versos que estaba escribiendo, lloré al pensar que esos versos eran para el pregón de mi Semana Santa.

-Si alguna vez se hubiera imaginado en el Falla, anunciando la Semana Santa de su tierra, supongo que no sería en estas circunstancias… ¿qué pros y contras encuentra en que le haya tocado ahora?

Nadie se iba a imaginar nunca que un virus nos iba a robar años de vida. Al principio lo asumí con resignación, pero con el convencimiento de que si había sido así sería por algo. Así lo quiso Dios y no soy nadie para decir lo contrario. Me siento un afortunado y orgulloso de ser el encargado de dar el pregón más difícil de nuestras vidas. Me siento capaz y motivado para hacerlo. Ahora mismo lo veo como un regalo al palpar en el ambiente las ganas que hay de pregón. Los cofrades tenemos más ganas que nunca de vivir todo lo relacionado con la Semana Santa. La muestra está en el imponente Vía Crucis de Hermandades en la Catedral. Esa emoción con la que se vivió fue la señal de las ganas que tenemos todos los cofrades de intentar vivir con normalidad todo esto, la asistencia a los cultos de las diferentes hermandades y cofradías, la asistencia a todas las veneraciones y como dato, la información que me llega desde el Consejo de la grandísima demanda que están teniendo de invitaciones para el pregón, superando con creces el aforo permitido en el Gran Teatro Falla y superando de largo las expectativas. Digamos que están todos los ingredientes en la olla para que el Domingo de Pasión salga un buen guiso, solo queda encender el fuego. Espero conseguirlo.

-Qué le dicen su familia y amigos de cara a esta importante cita. ¿Alguien le ha dado algún consejo especial que le haya calado?

La familia, como no puede ser de otra forma, está muy ilusionada. Siempre intento hacer partícipes a los que me rodean. Mención especial a mi mujer que es la que va escuchando todo lo que escribo y siempre me da su opinión más sincera. Normalmente siempre me da su beneplácito, pero si hay que darme algún ‘babuchazo’ me lo da con toda la sinceridad del mundo. Aunque por suerte son pocos. También he recibido muchos buenos consejos de pregoneros anteriores, normalmente de tipo técnico, como la disposición del atril, que hacer el día antes, que hacer esa mañana. La verdad es que todo con mucho cariño y todos los consejos me están sirviendo y serán de ayuda para que ese día salga lo mejor posible.

-¿Qué estilo va a seguir su pregón? ¿Habrá alguna innovación que se pueda desvelar?

Creo que se puede decir que es un estilo clásico. Aquí ya está inventado todo y tampoco voy a hacer nada fuera de lo normal. Lo que si puedo decir es que será solo mi voz la que suene. Puede haber alguna sorpresa, pero como he dicho antes, nada fuera de lo normal. El texto será el protagonista desde el principio hasta el final. No quiero desvelar mucho más para mantener la magia, pero la estructura de mi pregón hace algunos años que no se ve. Es como me gusta hacerlo, es como siempre lo tuve en mente y es como me siento cómodo.

Y como tiene tantas devociones… estarán presentes, imagino…

Partimos de la base de que todas las imágenes van a tener su sitio en mayor o menor medida. Me hubiese gustado pararme más en cada una de Ellas, pero sería un pregón demasiado extenso. No me quiero pasar de la hora y media, hora y tres cuartos. Pero claro, mis devociones tendrán un hueco importante dentro del texto. Lo que sí puedo decir es que he puesto el alma en cada imagen y en cada cofradía. Espero que la persona que lo escuche, capte el respeto y el cariño con el que está hecho.

-En 2020 no hubo pregón. ¿Cómo le gustaría que se recordara el de este 2021?

Me gustaría que se recordara como el pregón de la esperanza. La pandemia va a estar presente en algún pasaje, pero no he querido entrar en dramatismos ni penas. Quiero que la gente termine de escuchar mi pregón con una sonrisa y con el convencimiento de que el año que viene vamos a vivir la Semana Santa que todos conocemos. Yo estoy convencido al cien por cien de que va a ser la última Semana Santa sin pasos en la calle.

-En los últimos años se ha apostado por pregoneros gaditanos. ¿Cómo valora esta tendencia por parte del Consejo?

Mi opinión al respecto es que mientras que Cádiz tenga a alguien capacitado para hacerlo, que sea un gaditano o gaditana quien lo de. Creo que Cádiz está creciendo mucho en este aspecto y hay que cuidarlo y darle la oportunidad a la gente de aquí. Hay muchos nombres que pueden estar en el atril del Falla. Eso me hace valorar más si cabe la suerte que he tenido.

-¿Cómo ve actualmente el panorama cofrade en Cádiz? La situación que vivimos, ¿piensa que debilitará o fortalecerá a las hermandades?

Está claro que esto puede enfriar a muchas personas que antes participaban en las hermandades, pero para eso están las juntas de gobierno y los responsables de nuestras cofradías, para buscar fórmulas y tocar las teclas adecuadas que ayuden a reactivar la vida de las hermandades y algo muy importante, los cortejos en la calle. Ahora estamos viendo como los cofrades más fieles están trabajando de una manera excepcional. Es para estar muy orgullosos como las cofradías se están volcando en el tema de las ayudas sociales. Estoy convencido de que, sin ese trabajo de ayuda, mucha gente se habría ido a la cama sin comer durante muchos días. Es por eso que he querido aportar mi pequeño grano de arena con la campaña ‘El Pregón Solidario’. Campaña en la que se están recaudando fondos para las Hermanitas de la Cruz que tanto hacen por nuestros vecinos. No he querido que mi pregón se quedara solo en unos versos y como he dicho antes, aportar así mi granito de arena a la labor social que hacen todas las Hermandades.

-No sé si cumplirá la tradición… en ese caso dejará el pregón a los pies de…

Pues lo voy a dejar a los pies de mis dos devociones primeras. En las dos que salí de penitente de pequeño. Es por ello que, inusualmente, dejaré dos copias. Una con el Santísimo Cristo del Perdón y otra con Nuestra Señora de la Amargura. No me sentía bien dejándoselo solo a uno y he decidido hacer dos copias, una para la Madre y la otra para el Hijo.


Compártelo en tus redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.