Ramón Velázquez: «Esas cuarenta y ocho horas fueron mortales; fue una destrucción personal» (La Voz de Cádiz)

Compártelo en tus redes

Ramón Velázquez, hermano mayor de Afligidos – L. V.

Lee la noticia en La Voz de Cádiz aquí

El hermano mayor de Afligidos recuerda lo sucedido tras anunciar hace justo un año que su corporación no saldría el Jueves Santo

Dos días más tarde se decretaba el Estado de Alarma y se suspendía la Semana Santa en todas las provincias andaluzas

Este viernes se cumple un año desde que la hermandad de los Afligidos de Cádiz anunciara que no realizaría su salida procesional el Jueves Santo de 2020 debido al coronavirus. Era la primera corporación de toda Andalucía que tomaba esa decisión cuando aún no se había declarado el Estado de Alarma. Pero el hermano mayor de la cofradía, Ramón Velázquez, reunido con los miembros de su junta y su director espiritual, optó por esa medida que en aquel momento causó la sopresa e incomprensión de muchos cofrades. Solo cuarenta y ocho horas más tarde se confirmaría que el veterano capataz de la Virgen de las Penas, que también había suspendido los ensayos de su cuadrilla, llevaba razón. Y el tiempo y todo lo sucedido no han hecho sino confirmarlo.

Un año después de aquello, Ramón Velázquez, que acaba ser reelegido por cuatro años más como presidente de la Federación Andaluza de Voleibol, recuerda cómo vivió aquellos momentos. «Había cortado las competiciones de más de 7.000 criaturas en Andalucía día arriba día abajo. Lo auguré y lo vi venir. Nadie se mojaba porque entonces emanaban más las decisiones a nivel de base que a nivel de altura, que eran los que tenían que mojarse y eran los que tenían que informarnos. Me acuerdo que me dedicaron bastantes whatsapps, incluso alguno escribió en una revista un durísimo ataque contra mí. Fue una destrucción personal y luego, a las cuarenta y ocho horas, saltó la alarma y todos tuvieron que atajar el tema. Pero esas cuarenta y ocho horas fueron mortales. Hasta cinco medios de comunicación nacional hicieron guardia en San Lorenzo teniendo que entrar por la sacristía».javascript:false

PUBLICIDAD 

Ante tal aluvión de reacciones, Velázquez mantuvo la calma y se apartó de la actividad cofrade. «Pensé, mira, vamos a retirarnos del tema y vamos a darle tiempo al tiempo. Oye que igual que hubo muchos que me atacaron también hubo reconocimientos por parte de algunos. Unos me decían que si era un profeta, otros que si tenía un viejo en la barriga… Fue muy duro el tema porque yo no sólo tuve la decisión de eso sino también de unas actividades de toda Andalucía con lo que ello implica, pero sin embargo en este ámbito lo comprendieron perfectamente. Las hermandades no. Incluso pidiendo la cabeza de Ramón Velázquez. Aquello fue un desbarajuste total».

El máximo responsable de la cofradía de los Afligidos insiste en que había que contemplar las circunstancias que le llevaron a tomar esa medida. «Algo como esto no se podía pasar a la ligera. Cuando ví cómo se ponían las hermandades sin saber que yo tenía una mesa con 200 o 300 circulares en las que estaban suspendiendo todas las competiciones… y estaba en contacto con compañeros muy allegados de las federaciones de judo, ciclismo, fútbol… entonces pensé que esto era muy fuerte que lo que se avecinaba no era una gripe ni un resfriado. Esto es serio».

Desde entonces Ramón se encerró en su casa y no salió hasta finales de junio, cuando volvió a la actividad presencial en la sede de la Federación en El Puerto y ya en septiembre, por las tardes a última hora, se daba sus largos paseos para estar en forma. «Me dediqué a rezar mucho. A tener fe, que es la que te puede superar los contratiempos, contrarrestar las dudas. Impliqué a mi hermandad a volcarse en la la caridad porque es lo principal. No hay más que ver las criaturas necesitadas que han perdido sus trabajos. Y para motivarte es imprescindible la esperanza. En definitiva, las tres Virtudes Teologales que llevamos en nuestra hermandad y que nunca te fallan. Esa ha sido mi vida y aguantar el empujón, que fue cortito, pero duro».

La actividad de la hermandad

Afligidos no ha parado en este año y su actividad se ha centrado en la labor de caridad. El concierto que organiza a beneficio de Gerasa se tuvo que suspender pero igualmente se hizo un donativo a la entidad. «La política nuestra ha sido el trabajar para los demás. La vida de la hermandad ha sido total para Cáritas de San Lorenzo porque ellos son los que tienen conocimiento de las necesidades verdaderas del barrio. Ahora lo último ha sido la papeleta de sitio solidaria que nos la ha hecho Jesús Guerrero y es preciosa y alrededor de cien personas ya han ido a retirar su papeleta y ese donativo va destinado a Cáritas de nuestra parroquia».

El experto y veterano cofrade se muestra optimista de cara al futuro de las hermandades y cofradías en Cádiz. «Ahora a lo mejor que anda más despacio el tren, tengo la seguridad de que cuando nos hayan vacunado y haya inmunidad de rebaño la próxima Semana Santa va a ser una locura. La gente se va a volcar, la gente acude cuando hay una llamada y la Semana Santa del futuro no va a tener ningún problema. Que puede ser que se caigan algunos hermanos pero será que no tendrían mucho interés. Nosotros no hemos tenido problema de merma de hermanos y siguen acudiendo a los cultos con la iglesia llena, dentro de las medidas de seguridad. Cuando volvamos, la explosión va a ser total y esto no se va a perder. Esto no nos lo quita nadie, lo que es la Semana Santa. Y lo que ha pasado nos ha servido para estar centrados en los que lo necesitan y trabajar más por los demás.


Compártelo en tus redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.