La Paz espera que la Virgen del Amparo esté de regreso en San José a finales de febrero

Compártelo en tus redes

Virgen del Aparo. Foto de la hermandad

La imagen no sufre ningún daño estructural y las labores que le realizarán Pilar Morillo y Álvaro Domínguez serán de mantenimiento

Intensas semanas las que ha vivido la Hermandad de la Paz. En pocos días ha visto llegar su primera salida a la calle tras dos años de ausencia por Cristo Rey, el relevo de su junta de gobierno tras las elecciones, la despedida de la banda que les ha acompañado durante muchos años y por último la marcha temporal de su dolorosa para una restauración.

José Luis Fernández Bernier se estrena como hermano mayor con una lista de tareas que acoge de buen grado e ilusión. Ayer mismo se anunciaba la renovación de las dos bandas que acompañarán a la Virgen del Amparo el próximo Domingo de Ramos y nos desvela que en los próximos días se hará lo propio con la del paso de misterio: «hemos tenido muchos ofrecimientos, tanto de bandas de Cádiz como de fuera. El reto para las bandas de fuera es que el contrato abarca tanto Domingo de Ramos como Cristo Rey», señala Fernández Bernier en una declaración que podría interpretarse como que la banda será de Cádiz capital.

Con el capítulo de las bandas cerrado, o a punto de cerrarse el nuevo hermano mayor reconoce «que va a pasar unas navidades más tranquilas».

Despedida de la Virgen el pasado fin de semana. Foto de la Hermandad

El pasado fin de semana la Borriquita celebró una misa con motivo de la retirada del culto para la restauración. Una vez finalizada la Salve, todos los hermanos y hermanas que acudieron al encuentro se congregaron a sus plantas en un momento de intimidad antes de su partida con el rezo del Bajo tu Amparo solicitando a la Virgen su constante protección. 

Según explica José Luis Fernández Bernier, la titular de la Hermandad de la Paz estará en el taller de Pilar Morillo y Álvaro Domínguez por espacio de unos tres meses, por lo que se espera que esté de vuelta en San José a finales de febrero, justo a tiempo para recibir la cuaresma en su casa.

El hermano mayor señala que «los trabajos que se van a acometer en la talla se aprobaron en el último cabildo y no se trata de ninguna reparación urgente que afecte a algún elemento estructural, al contrario, los restauradores nos aseguraron que la talla de la Virgen está en perfectas condiciones. Lo que se va a hacer ahora es limpiar la policromía, sustituir las articulaciones, o forrar el candelero para preservarlo».

Esta restauración está más enfocada a que la Virgen del Amparo luzca en todo su esplendor para el año 2023 cuando se cumple el 75 aniversario de su bendición y puesta al culto. Para esa fecha estrenará una nueva corona y un manto para las salidas extraordinarias.

El deseo de la hermandad es que esa corona que ya está prevista sea la de la Coronación canónica, algo que ya está solicitado a las autoridades eclesiásticas y que está pendiente de respuesta.

José Luis Fernández Bernier indica que sería una inmensa alegría poder celebrar la Coronación el mismo año que se conmemora el 75 aniversario.


Compártelo en tus redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.